Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 968
Dimepro Radio ONLINE

Amaia gana OT 2017 Destacado

La espontaniedad, la simpatía y el encanto de Amaia Romero la llevaron hasta el triunfo.

Su impecable interpretación de Miedo de MClan no dejó lugar a dudas. Así se hizo con el 46% de los votos. De cerca la siguieron Aitana, en segundo lugar, con el 42% y Míriam, en el tercer puesto, con un 12%.
"No sé qué decir. Sólo puedo dar las gracias, no tengo otra palabra..." Así de natural y sencilla fue Amaia cuando le tocó pronunciar el discurso de ganadora animada por Roberto Leal. Sujentando el premio de 100.000 euros en una mano y el trofeo en la otra, su cara dibujaba una sonrisa nerviosa como si se estuviera graduando por primera vez esa noche.

La gala de Operación Triunfo dio comienzo con Raphael cantando Mi gran noche. Un tema que nunca pasa de moda y que, a pesar del desfase de edad entre el eterno Raphael y los concursantes, nadie de los allí presentes pudo evitar mover sus labios al compás del "LA LA LA LA LA". De esta manera, el publico, entregado por completo, comenzó a disfrutar de una noche donde, por momentos, todo parecía improvisado. Bisbal se quedó sin poder cantar por fallos de sonidos  y numerosos tiempos muertos tuvieron que ser capoteados como buenamente se pudo, fueron sucendiéndose a medida que los cinco finalistas intentaban controlar sus nervios.

Alfred fue el primero en cantar. Su tema, Don´t stop the music, fue quizás algo lento para la ocasión. Le siguió Ana Guerra con su tango Volver, al que le faltó un poco más de sentimiento, ese toque mágico que hace que se te erize la piel. Siguiendo el orden, llegó el turno de Aitana. Con una puesta en escena espectacular, derrochando esa mezcla entre fuerza y dulcura tan propia de ella, conquistó con el Chandelier de Sia a todos los allí presentes.

aitana

Amaia fue la siguiente en cantar. Con Miedo, su actuación no solo emocionó a todos los miembros de la Academia, sino que además logró traspasar las pantallas y llenó con su voz los salones de todas las casas. Por último Miriam. Lo hizo bien, bastante bien, poníendole su tono de voz particular a Invisible de Malú.

Miriam

De lo que no cabe duda es que, después de todo, lo que sí parece claro es que queda Operación Triunfo para rato. O al menos eso dicen sus estadísticas. Un 30, 3% de share y 3.925.000 espectadores no pueden anunciar otra cosa que a estas pequeñas estrellas, que han ido creciendo en la Academia, aún les queda mucho por brillar fuera.